Destaques

II Mesa Fraterna 2018

A TODA LA FAMILIA CONSOLACIÓN LATINOAMERICANA “Si Cristo les ha dado el poder de animar, si el amor los impulsa a consolar a otros, si todos participan del mismo Espíritu, si tienen un corazón compasivo, denme esta gran alegría…” Flp 2,1 Queridas hermanas y laicos, Con gozo y alegría en la Palabra que nos centra y descentra, enriquece y fortalece nuestro ser consolación y nos abre a la esperanza de ser signos y portadores de este don, sintiendo y compartiendo esta alegría, nos acercamos a cada uno de ustedes desde esta instancia del Secretariado Latinoamericano en su Comisión de Reflexión Carismática. ¿Quiénes la integramos?: Carmen Sabino, venezolana, desde la comunidad de Guamaní (Quito), Mónica Vallejo, Argentina, desde Leticia (Perú), Mario Echegaray, laico, San Juan (Argentina) y Verónica González (Coordinadora) desde Barcelona, Venezuela. Agradecemos a Dios la confianza en este servicio que junto a cada uno de ustedes, hermanas y laicos en esta misión compartida, hemos emprendido con el deseo de seguir creciendo como familia carismática, buscando caminos que nos encuentren en nuestro apostolado para anunciar la alegría de la Consolación de Dios. En el Secretariado estamos llamados a reflexionar, coordinar, orientar y acompañar la misión de consolar, mediante procesos de formación y animación pastoral impulsados desde nuestro Marco Estratégico, y los objetivos que nos trazamos como Comisión de Reflexión Carismática orientados a iluminar los núcleos fundamentales marcados por el XVIII Capitulo General. Queremos hacer lectura del magisterio de la Iglesia y del carisma, ayudando a discernir los clamores pastorales en el contexto eclesial y social latinoamericano de la actualidad. No somos un grupo de expertos, nos anima y apremia el amor y el carisma que hemos recibido de Él, el consuelo de su amor, la comunión del Espíritu, el afecto y compasión… participando así en el compromiso pastoral y misionero en la vida de nuestros pueblos y las realidades que nos rodean, vida que se entrega y se comparte, acompañando historias que cada día se escriben en el rostro y el corazón de tantos hermanos que caminan a nuestro lado y más allá de nuestras obras, el hoy de nuestro carisma en la pequeñez y grandeza de nuestras presencias en Latinoamérica, abrazados todos por la esperanza que nos da el Señor. Deseamos ser puentes de comunión, puentes que nos ayuden a transitar sin fronteras humanas porque nuestro interés es el Reino. Que todos nuestros proyectos y planes contemplen pasos para...

Leer Más

Invitación para vivir la Jornada Mundial de los Pobres

  Querida Familia Consolación: Hermanas y Laicos de América Latina: “Este pobre gritó y el Señor lo escuchó” (Sal 34, 7)   Posiblemente no todos están informados de que el pasado mes de octubre, el nuevo Equipo del Secretariado LA se reunió en El Valle, Ecuador, para comenzar a planificar el presente trienio, con las nuevas  Comisiones propuesta por el Gobierno General. Les escribo en nombre de una de esas tres Comisiones, la de Dimensión social de la Evangelización, integrada además por la Sra. Irani Carvalho da Silva, coordinadora del Centro Asistencial M. Carmen Colera, y las Hnas. Carmen Rosa Bustamante, de la Cdad. de Patacamaya (Bolivia) y Yéssica Zapata Leito, de la Cdad. de Sao Paolo. Como sabemos, el día 18 de noviembre se realizará la II Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Papa Francisco el año pasado. Hace ya unas semanas,  las hermanas del Gobierno General animaban a las Comunidades a vivirlo. “Impulsados por el Espíritu, salimos a los lugares donde están los jóvenes y los más desfavorecidos…El desconsuelo de los más desfavorecidos nos urge a promover su dignidad con creatividad y audacia. Con el servicio de consolación denunciaremos la cultura del descarte y fomentaremos la inclusión para que el pobre sea servido y Dios loado”  (Marco Estratégico, 3º estrategia). Esta Jornada de los Pobres es un llamado a responder a este desafío, a realizar juntos, como Familia, esa Salida hacia los hermanos más necesitados. Salida que nos detenga de nuestras prisas y urgencias, para priorizar nuestro tiempo de una manera diferente. Salida de la mirada, para contemplar e intuir más allá de lo que aparece a simple vista. Salida de la escucha, para permitir que resuenen con fuerza en nuestros oídos esos “gritos” que claman a Dios. Salida del corazón, para dejarnos afectar por su situación de dolor. Salida de nuestra mente, para que los esquemas personales y sociales con los que valoramos la realidad y las personas, entren en crisis, si es necesario, y se abran a horizontes muchos más amplios, donde el único criterio es la Misericordia de Dios. Muchos de nosotros estamos día a día entregando lo mejor al servicio de los más desfavorecidos. Pero ojalá ese domingo 18, de una manera especial, podamos realizar en todas nuestras presencias un gesto concreto hacia esos hermanos nuestros: el de “orar juntos y compartir la comida”, como propone el Papa Francisco; encuentro fraterno...

Leer Más

RETIRO #14N Día del Carisma

En diferentes momentos del año se nos ofrece la oportunidad de acercarnos al Padre, de recuperar instantes de intimidad, de reencuentro, de diálogo filial. Es el Señor, de la mano de nuestra Madre, Santa María Rosa Molas, sale a nuestra búsqueda, da el primer paso, y nos invita a una cita muy especial: el 14 de Noviembre, día del Carisma, fecha tan significativa para la familia de la Consolación. Así como el inolvidable Principito aprende de su amigo a saborear la belleza del encuentro, a vivir con intensidad y alegría la llegada del amado, preparemos también nosotros, desde este momento, nuestro corazón para recibirlo. Equipo de...

Leer Más

Monseñor Romero, ‘El Santo de América’

En 1937 Oscar ingresa al Seminario Mayor de San José de la Montaña en San Salvador. Siete meses más tarde es enviado a Roma para proseguir sus estudios de teología. En Roma le tocó vivir las penurias y sufrimientos causados por la Segunda Guerra Mundial. Oscar fue ordenado sacerdote a la edad de 24 años en Roma, el 4 de abril de 1942. La primer parroquia a donde fue enviado a trabajar fue Anamorós, La Unión. Pero poco después fue llamado a San Miguel donde realizó su labor pastoral durante 20 años. Impulsó muchos movimientos apostólicos como la Legión de María, los Caballeros de Cristo, los Cursillos de Cristiandad y un sinfín de obras sociales: alcohólicos anónimos, Cáritas, alimentos para los pobres. Con el tiempo, es elegido Secretario de la Conferencia Episcopal de El Salvador. El 3 de mayo de 1970 recibe la notificación de haber sido nombrado Obispo y fue ordenado el 21 de junio de 1970 y nombrado Obispo Auxiliar de Monseñor Luis Chávez y González. Monseñor Romero vivía en el Seminario Mayor, que en aquel entonces era dirigido por los padres jesuitas. Allí conoció y se hizo amigo del Padre Rutilio Grande. Monseñor Romero defendía y divulgaba los criterios pastorales y los caminos señalados por el Concilio Vaticano II y Medellín, aunque no concordaba con la Teología de la Liberación. Fue nombrado Obispo de la Diócesis de Santiago de María, el 15 de octubre de 1974; tomó posesión el 14 de diciembre de 1974 y se trasladó para esa Diócesis. Estaba comenzando la represión contra los campesinos organizados. En junio de 1975 se producen los hechos de “Tres Calles”. La Guardia Nacional asesinó a 5 campesinos. Monseñor Romero llegó a consolar a los familiares de las víctimas y a celebrar la Misa. Los sacerdotes le pidieron que hiciera una denuncia pública, pero Monseñor optó por hacerla privada y envió una “dura” carta al Presidente Molina, que era amigo suyo. En el fondo sentía estas muertes, pero sentía desconcierto en la forma de actuar. En la época de las “cortas” mucha gente pobre llegaba a la ciudad. Monseñor Romero abría las puertas del Obispado para que pudieran dormir bajo techo. Lo que como sacerdote veía en San Miguel, como Obispo de Santiago de María los seguía comprobando: pobreza e injusticia social de muchos, que contrastaba con la vida ostentosa de pocos. La Iglesia defendía el derecho del...

Leer Más

I Mesa Fraterna 2018

Querida Familia de la Consolación, es una alegría retomar el camino ya iniciado en nuestra búsqueda de crear los espacios para encontrarnos, para unirnos en oración y compartir la vida, hermanados por nuestro carisma. Los invitamos a participar de las mesas fraternas tan valiosas para nuestra espiritualidad y tan necesarias para crear o renovar esos vínculos que nos identifican como familia.   Querida Família da Consolação, é uma alegria retornar ao caminho já iniciado em nossa busca de criar espaços para encontrar, unir em oração e compartilhar a vida, unidos por nosso carisma. Convidamo-lo a participar nas mesas fraternas tão valiosas para a nossa espiritualidade e tão necessárias para criar ou renovar os laços que nos identificam como família.  ...

Leer Más