Destaques

Monseñor Romero, ‘El Santo de América’

En 1937 Oscar ingresa al Seminario Mayor de San José de la Montaña en San Salvador. Siete meses más tarde es enviado a Roma para proseguir sus estudios de teología. En Roma le tocó vivir las penurias y sufrimientos causados por la Segunda Guerra Mundial. Oscar fue ordenado sacerdote a la edad de 24 años en Roma, el 4 de abril de 1942. La primer parroquia a donde fue enviado a trabajar fue Anamorós, La Unión. Pero poco después fue llamado a San Miguel donde realizó su labor pastoral durante 20 años. Impulsó muchos movimientos apostólicos como la Legión de María, los Caballeros de Cristo, los Cursillos de Cristiandad y un sinfín de obras sociales: alcohólicos anónimos, Cáritas, alimentos para los pobres. Con el tiempo, es elegido Secretario de la Conferencia Episcopal de El Salvador. El 3 de mayo de 1970 recibe la notificación de haber sido nombrado Obispo y fue ordenado el 21 de junio de 1970 y nombrado Obispo Auxiliar de Monseñor Luis Chávez y González. Monseñor Romero vivía en el Seminario Mayor, que en aquel entonces era dirigido por los padres jesuitas. Allí conoció y se hizo amigo del Padre Rutilio Grande. Monseñor Romero defendía y divulgaba los criterios pastorales y los caminos señalados por el Concilio Vaticano II y Medellín, aunque no concordaba con la Teología de la Liberación. Fue nombrado Obispo de la Diócesis de Santiago de María, el 15 de octubre de 1974; tomó posesión el 14 de diciembre de 1974 y se trasladó para esa Diócesis. Estaba comenzando la represión contra los campesinos organizados. En junio de 1975 se producen los hechos de “Tres Calles”. La Guardia Nacional asesinó a 5 campesinos. Monseñor Romero llegó a consolar a los familiares de las víctimas y a celebrar la Misa. Los sacerdotes le pidieron que hiciera una denuncia pública, pero Monseñor optó por hacerla privada y envió una “dura” carta al Presidente Molina, que era amigo suyo. En el fondo sentía estas muertes, pero sentía desconcierto en la forma de actuar. En la época de las “cortas” mucha gente pobre llegaba a la ciudad. Monseñor Romero abría las puertas del Obispado para que pudieran dormir bajo techo. Lo que como sacerdote veía en San Miguel, como Obispo de Santiago de María los seguía comprobando: pobreza e injusticia social de muchos, que contrastaba con la vida ostentosa de pocos. La Iglesia defendía el derecho del...

Leer Más

I Mesa Fraterna 2018

Querida Familia de la Consolación, es una alegría retomar el camino ya iniciado en nuestra búsqueda de crear los espacios para encontrarnos, para unirnos en oración y compartir la vida, hermanados por nuestro carisma. Los invitamos a participar de las mesas fraternas tan valiosas para nuestra espiritualidad y tan necesarias para crear o renovar esos vínculos que nos identifican como familia.   Querida Família da Consolação, é uma alegria retornar ao caminho já iniciado em nossa busca de criar espaços para encontrar, unir em oração e compartilhar a vida, unidos por nosso carisma. Convidamo-lo a participar nas mesas fraternas tão valiosas para a nossa espiritualidade e tão necessárias para criar ou renovar os laços que nos identificam como família.  ...

Leer Más

Lectio divina 14 de Octubre

Querida Familia Consolación este mes somos invitados a rezar con la palabra de Dios en el libro del Profeta Isaías. Durante el mes de Octubre la Iglesia pone especial mirada en las misiones. El DOMUND es una jornada universal que se celebra el penúltimo domingo de mes en todo el mundo para ayudar a los misioneros en su tarea evangelizadora entre los más pobres.

Leer Más

Lectio divina 14 de Septiembre

La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús. Jesús la ha asumido para mostrarnos su misericordia y su solidaridad con el dolor humano. Para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor.
La cruz es el mayor abajamiento del Hijo y su mayor exaltación, pues es ahí donde nos mostró que su amor no tenía límites. Esa humillación de morir en cruz, siendo el Hijo amado del Padre, fue el comienzo de su glorificación, pues el Padre mismo lo “levantó” de entre los muertos y lo resucitó como primicia de nuestra propia resurrección.

Leer Más

Lectio divina 14 de Agosto

Invoquemos al Espíritu Santo para que se derrame sobre nosotros y nos haga criaturas nuevas a imagen de Jesús, capaces de amar, creer y esperar.

Leer Más