Lectio divina 14 de Septiembre

Escrito el 17/Sep/2017 en Destaques, Noticias

 

Lectio Divina 14 de Septiembre

 

Motivación

La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús. Jesús la ha asumido para mostrarnos su misericordia y su solidaridad con el dolor humano. Para compartir nuestro dolor y hacerlo redentor. La cruz es el mayor abajamiento del Hijo y su mayor exaltación, pues es ahí donde nos mostró que su amor no tenía límites. Esa humillación de morir en cruz, siendo el Hijo amado del Padre, fue el comienzo de su glorificación, pues el Padre mismo lo “levantó” de entre los muertos y lo resucitó como primicia de nuestra propia resurrección.

Escuchamos la Palabra de Dios: (Jn. 3,13-17)

“Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga en él la vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.” Palabra de Dios.  

 

DESCARGAR EL DOCUMENTO