Secretariado Latinoamericano de formación y animación Pastoral

Escrito el 30/Abr/2013 en Destaques, Noticias

Los días 12 al 18 de Octubre de 2012, en la ciudad de Belo Horizonte, Brasil, nos hemos reunido: Madre Emilia Sebastiá, Superiora General; Madre Milagro Gómez, consejera Gene-ral, encargada de la zona geográfica de América Latina, las superioras provinciales: Tania López de Venezuela, Helena Codignole de Brasil, Loreto Navarrete, de Argentina Chile, las hermanas: Esther Ciurana, Renata Lucas, Virginia Moreno y Maribel Martínez y los laicos: Egglis Hernández (Venezuela), Iraní Carvalho (Brasil) y Luis Gianelli (Chile) para constituir el Secretariado Latinoamericano de formación y animación Pastoral. Secretariado Latinoamericano de formación y animación Pastoral Como regalo del Espíritu para nuestra Congregación en tierras americanas y respondiendo a lo que el Congreso de pastoral de Aparecida propuso y que fue acogido por el gobierno general en el reciente Capítulo, como una instancia válida para aunar fuerzas entre las provincias y los países de LA que las conforma-mos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, México, Perú y Venezuela. En un clima de fraternidad universal, de comunión en la diversidad, de oración y entusiasmo por lo nuestro, hemos trabajado intensamente en la clarificación de identidad y mi-sión del secretariado y la planificación estratégica de cara a las funciones específicas; para esta tarea contamos con el valioso aporte del sacerdote jesuita Alfredo Ferro, quien, con mucha claridad y mediante un proceso participativo, nos ayudó a establecer los objetivos, me-tas y acciones estratégicas para concretar nuestra respuesta como equipo al servicio de la congregación y de la vida del carisma en nuestro continente. Hemos logrado consensuar tres prioridades para potenciar en nuestra acción evangelizadora en todos los ámbitos pastorales: opción por los pobres, por los jóvenes y por la Familia Consolación. Mediante el diálogo, el discernimiento y la oración hemos constatado la presencia del Espíritu que nos fue iluminando en cada uno de los momentos en dónde buscábamos con mucho interés los caminos por dónde Dios nos llama a responder a los vertiginosos cambios y nuevos desafíos culturales, sociales, eclesiales de LA, haciendo presente su Reino con la fuerza del Carisma. Agradecemos a la Congregación por este espacio que nos brinda para generar vida y superar el “espíritu provincialista” que nos invita a cruzar, en este providencial año de la Fe, el umbral de nuestras fronteras. Agradecemos también a la provincia de Brasil, especialmente a la comunidad de Belo Horizonte, la acogida y la infinidad de detalles que nos hicieron sentir en casa, que nos invitó espontáneamente a la inculturación y al contacto directo con la idiosincrasia propia de un pueblo rico en su lengua-je y su expresión religiosa, que nos contagió permanentemente la alegría de lo sencillo de cada día y nos enriqueció con la creatividad de una liturgia viva impregnada de la Palabra de Dios. Creemos que ha sido un gran paso en el camino de crecimiento en la “misión compartida” y que esperamos que tenga repercusión en cada una de nuestras presencias como Familia Consolación. Las líneas de acción y los acuerdos tomados han sido pensados con una metodología participativa, para lo que necesitamos mucho compromiso y respuesta por parte de las comunidades a la hora de entregar los instrumentos que pondrán en marcha el funcionamiento del Secretariado. Seguimos confiando este proyecto en las manos providentes de Dios porque de ellas ha salido. Pedimos a María, en sus advocaciones de Aparecida, Luján, Coromoto, Guadalupe, del Carmen… que nos enseñe con sus silencios a seguir escuchando la voz de su Hijo manifestada en los clamores, en las necesidades, y en la vida de nuestros pueblos en una creación que gime con dolores de parto, aguardando expectante la manifestación de los Hijos de Dios, quienes como levadura en la masa desean tener la fuerza transformadora de lo pequeño. Vea las fotos de la reunión: